Sigilosos asesinos de la Gran Bretaña

‘Assassins Creed Syndicate’ ​es un juego entretenido con una ambientación sobresaliente, unos gráficos decentes y un guión muy mejorable.

En los últimos años, el Londres victoriano se ha puesto de moda. Lo vimos en videojuegos como ‘The Order’, en series ‘The knick’ o en películas cómo el ‘Sherlock Holmes’ de Guy Ritchie. El nuevo ‘Assasins Creed’ bebe un poco de todos ellos, recreando a la perfección y con toda su crudeza aquella época sucia y en cierto modo decadente, pero que, a su manera, posee un encanto embriagador.

Pasear por las calles de la capital del gran imperio británico es una auténtica delicia. Saltar de tejado en tejado o subir a edificios emblemáticos como el imponente Big Ben, es sin duda la mejor parte de las aventuras de dos gemelos que deja sabor agridulce.

‘Assassins Creed Syndicate’ recuerda a muchos juegos. Bebe de grandes obras maestras. De ‘Batman’ toma prestado el gancho para trepar a las azoteas y el sistema de multitudinarias peleas por turnos contra un sinfín de enemigos a los que derribar con impresionantes combos. Recuerda por momentos a la impactante linealidad de pasillos imposibles de las aventuras de ‘Uncharted’, cuando nos escabullimos por estrechos pasadizos, huimos de edificios que se derrumban. Trata también de emular el sigilo de Snake en el ‘MGS’ y la estética e impresionantes gráficos de ‘The Order’. El nuevo Assasins trata de parecerse a muchas cosas, pero no alcanza la perfección en ninguna de ellas.

Guión y gráficos mejorables

Su mayor carencia es, sin duda, un buen guión. La concatenación de frases (supuestamente) ingeniosas no permiten dibujar una buena trama,ni consiguen que el jugador sienta empatía por unos protagonistas carentes de carisma, ni por los personajes históricos que pueblan el juego.

Aunque la ambientación es sobresaliente, los gráficos, pese a ser correctos y carecer de los fallos garrafales de la anterior entrega, no impresionan. El juego padece de una falta de mimo en el detalle, sobre todo en escenas nocturnas y lluviosas tan propias del paisaje británico. El doblaje al castellano se agradece, aunque también la opción de poner el juego en el inglés original.

Pero volviendo al lado positivo de esta nueva entrega de la saga de asesinos más famosa del mundo, debemos resaltar la inmensidad tanto del mapa y las infinitas misiones a realizar. Secuestros, asesinato, sabotajes, peleas en un ring clandestino o rescates de indefensos niños explotados. También es un acierto la libertad con la que abordar estas misiones –recuerda al ‘MGS V’– ya sea desde el sigilo o a puñetazo limpio.

En definitiva, el nuevo ‘Assassins Creed Syndicate’ corrige muchos de los errores de su predecesor y es un juego entretenido con una ambientación sobresaliente, unos gráficos decentes y un guión muy mejorable.

Deja un comentario