Los mejores relojes inteligentes del mercado

‘Smartwatch’ para presumir

En un sector que todavía no termina de arrancar, los gigantes de la tecnología hacen sus apuestas para conquistar nuestras muñecas.

Poco a poco los grandes fabricantes van perfeccionando sus apuestas por el reloj inteligente. Mejores pantallas, más potencia y batería, un sistema operativo específico y, sobre todo, un diseño mucho más cuidado. Finalmente, parecen haberse dado cuenta de que el aspecto no es baladí en un dispositivo que, más allá de ser un simple ‘gadget’, es, por definición, un complemento de moda; algo que debe ser útil, pero algo que el usuario pueda, asimismo, llevar orgulloso en la muñeca.

Con la presentación de Android Wear -el sistema operativo (SO) de Google basado en tarjetas y pensado específicamente para relojes inteligentes-, llegaron los primeros dispositivos: el LG G Watch y el Samsung Gear Live. Ambos de pantalla cuadrada y diseño poco cuidado, no han tenido mucha aceptación. Sin embargo  han servido para que los más impacientes pudieran tener su primer ‘smartwatch’, con un sistema operativo que todos coinciden en calificar como sencillo e intuitivo pero al que le falta desarrollo.

En la búsqueda de esta cuadratura del círculo -del equilibrio entre funcionalidad y diseño-, los dispositivos más deseados parecen, precisamente, los circulares: aquellos que más se parecen a los relojes analógicos de pulsera de toda la vida. Motorola fue el primero en apostar por un ‘smartwatch’ de formas redondeadas, y parece haber acertado, ya que, pese a ser 50 dólares más caro que sus competidores, el Moto 360 ha agotado existencias a las pocas horas de ponerse a la venta.

Por su parte, LG ha presentado en el IFA, su primer ‘smartwatch’  circular, el G Watch R con el que pretende plantar cara al Moto 360, superándolo en un factor clave como la capacidad de su batería.

Por su parte, Samsung ha optado por una gran pantalla táctil de dos pulgadas y curvada que se adapta a la forma de la muñeca, con un diseño mucho más futurista, para su Samsung Galaxy Gear S. Este espacio extra le permite, por ejemplo, tener teclado propio para introducir texto. Además, cuenta con tarjeta SIM, lo que lo convierte en el primer ‘smartwatch’ independiente. 

¿Para qué sirve un ‘smartwatch’?

Dejando a un lado el diseño, y centrándose en su interfaz y funcionalidad, estos relojes no son tan inteligentes como la mayoría de usuarios esperaban. 

Para Google, el concepto de ‘smartwatch’ es, básicamente, el de una pequeña pantalla auxiliar, accesible con un simple giro de muñeca, que permita al usuario consultar las notificaciones que le llegan al móvil sin tener que sacarlo del bolsillo.

A través de sencillas tarjetas entre las que podemos navegar con simples gestos táctiles, el reloj muestra la información procedente del ‘smartphone’, que es el dispositivo realmente inteligente y que permanece conectado a internet para obtener la información. 

Correos electrónicos, mensajes de ‘whatsapp’,  la previsión del tiempo e incluso pequeñas y rápidas consultas a Google, que se pueden realizar gracias al reconocimiento de voz de Google Now, integrado en el sistema operativo Android Wear. Los relojes inteligentes de Google también guían al usuario paso a paso en sus rutas y les permiten controlar aspectos del ‘smartphone’ como la reproducción de música o aceptar y rechazar llamadas entrantes.

Con el paso del tiempo es de esperar que este ‘software’ para ‘wearables’ (dispositivos llevables) vaya creando su propio ecosistema de aplicaciones, aunque su éxito dependerá de las ventas y su nivel de aceptación y uso.

Cuantificando cada paso

El reloj inteligente también puede hacer las veces de cuantificador. Este nuevo compañero de viaje registra la actividad diaria del usuario para mostrar, en tiempo real, los pasos dados, la distancia recorrida y las calorías consumidas -siempre de forma orientativa-,  gracias al acelerómetro integrado que detecta y anota los movimientos del usuario. Muchos de ellos son asimismo capaces de tomar el pulso al usuario de forma puntual.

Pero, aunque sean grandes aliados a la hora de motivar a su dueño para llevar hábitos de vida más saludables, no hay que llevarse a engaño: el ‘smartwatch’ actual no es un ‘gadget’ pensado para el deporte. Los relojes deportivos son mucho más precisos gracias a sensores extra como el GPS o los pulsómetros externos dedicados.

Apple asoma y su reloj

Tim Cook vistió orgulloso en su muñeca el pasado martes un dispositivo muy esperado: el Apple Watch.

El primer reloj inteligente de Apple estará disponible en dos tamaños de 38 y 42 milímetros de alto respectivamente a principios de 2015 por unos 350 euros. Su diseño cuadrado se combina con correas de distintos materiales y colores par adaptarse a los gustos del usuario.

También habrá disponible una versión premium en oro de 18 kilates y otra especialmente pensada para deportistas. A la espera de más datos sobre este reloj, sus funciones parecen las mismas que las del resto de ‘smart watches’, es decir, ser una pantalla extra donde consultar las notificaciones sin sacar el móvil del bolsillo, cuantificar la actividad física y controlar remotamente algunas funciones del teléfono.

Comparativa de los mejores relojes inteligentes

Moto 360
Pantalla. 1,56’’, 320×290 px, LCD.
Procesador. OMAP 3 a 1,2 Ghz.
Memoria. 512 MB RAM – 4 GB ROM.
Sistema Operativo. Android Wear.
Conectividad y sensores. Podómetro, frecuencia cardiaca.
Batería. 320 mAh + carga inalámbrica.
Resistencia. Al agua (IP67).
Tamaño y peso. 11,5 mm y 49 gramos.
Precio. Desde 250 euros.


Asus ZenWatch
Pantalla. 1,63’’, 320×320 px, AMOLED.
Procesador. Snapdragon 400 a 1,2 Ghz.
Memoria. 512 MB RAM – 4 GB ROM.
Sistema Operativo. Android Wear.
Conectividad y sensores. Sensor de 9 ejes, frecuencia cardiaca.
Batería. —.
Resistencia. Salpicaduras (IP55).
Tamaño y peso. 9,4 mm y 50 gramos.
Precio. Desde 200 euros.

LG Watch R
Pantalla. 1,3’’, 320×320 px, OLED.
Procesador. Snapdragon 400 a 1,2 Ghz.
Memoria. 512 MB RAM – 4 GB ROM.
Sistema Operativo. Android Wear.
Conectividad y sensores. Brújula, sensor de 9 ejes, frecuencia cardiaca.
Batería. 410 mAh.
Resistencia. Al agua (IP67).
Tamaño y peso. 9,7 mm y —.
Precio. Desde 250 euros.

Sony Smartwatch 3
Pantalla. 1,6’’, 320×320 px, OLED.
Procesador. ARM A7 a 1,2 Ghz.
Memoria. 512 MB RAM – 4 GB ROM.
Sistema Operativo. Android Wear.
Conectividad y sensores. Luz, acelerómetro, brújula, GPS y NFC.
Batería. 420 mAh – carga por USB.
Resistencia. Al agua (IP68).
Tamaño y peso. — y 45 gramos.
Precio. Desde 250 euros.


Samsung Galaxy Gear S
Pantalla. AMOLED curva de 2’’.
Procesador. Doble núcleo a 1 Ghz.
Memoria. 512 MB RAM – 4 GB ROM.
Sistema Operativo. Tizen.
Conectividad y sensores. tarjeta SIM con 3G, wifi, GPS, acelerómetro, brújula, teclado propio, luz, barómetro.
Batería. 300 mAh – carga por USB.
Tamaño. 39.9 x 58.1 x 12.5 mm.
Precio. —.

Samsung Gear Live
Pantalla. 1,63’’, 320×320 px, AMOLED.
Procesador. 1,2 Ghz.
Memoria. 512 MB RAM – 4 GB ROM.
Sistema Operativo. Android Wear.
Conectividad y sensores. Acelerómetro, giroscopio, brújula, monitor cardiaco.
Batería. 300 mAh.
Resistencia. Al agua (IP67).
Tamaño y peso. 8,4 mm y 59 gramos.
Precio. Desde 200 euros.unnamed
LG G Watch
Pantalla. 1,65’’, 320×320 px, IPS.
Procesador. Snapdragon 400 a 1,2 Ghz.
Memoria. 512 MB RAM – 4 GB ROM.
Sistema Operativo. Android Wear.
Conectividad y sensores. Acelerómetro, giroscopio, brújula.
Batería. 400 mAh.
Resistencia. Al agua (IP67).
Tamaño y peso. 9,95 mm y 63 gramos.
Precio. Desde 200 euros.

Deja un comentario