Lo mejor del Mobile World Congress 2015: Móviles, relojes y realidad virtual

Samsung ha acaparado todas las miradas en el Mobile World Congress renovando el Galaxy, su buque insignia, y sumando un nuevo integrante a la colección con el Edge, un móvil con una pantalla de 5 pulgadas bordes curvados.

MicrosoftSony LG han optado por la gama media, con terminales de especificaciones más comedidas pero cuyo precio se adapta mejor a todos los bolsillos. Los Lumia 640 y 640 XL tienen 5 y 5,7 pulgadas respectivamente, un diseño colorido y lo último de Windows.
Los japoneses han presentado el Xperia M4 Aqua, construido en plástico y menos potente que el Z3, pero también resistente al agua. Por su parte, los LG Joy, Leon, Spirit y Magna tienen respectivamente 4,3, 4,5, 4,7 y 5 pulgadas. La potencia y la calidad de sus cámaras de fotos crecen al mismo ritmo que sus pantallas.

Los fabricantes menos conocidos también han tenido presencia. Destaca Wiko con su Highway Pure 4G de solo 5,1 mm de grosor y las apuestas de Panasonic Lenovo por los híbridos entre teléfono inteligente y cámara de fotos compacta.

Más allá de los móviles, se han podido ver relojes con su propia conectividad LTE para navegar por la red y hacer llamadas; auriculares que contienen su propia música y controlan nuestros pasos como lo hacen las pulseras que se transforman en auriculares bluetooth para hacer llamadas. Además, la escalada de almacenamiento en las diminutas tarjetas microSD alcanza ya los 200 GB.

Móviles

Samsung Galaxy S6 Edge. El procesador más potente acompañado de una pantalla QHD Amoled con bordes curvados que muestran información y dan acceso a funcionalidades únicas. Su precio supera los 850 euros.


Panasonic Lumix CM1. Es un móvil pegado a una compacta de gran calidad con una óptica de 20 Mpx, sin zoom optico pero con abertura f/2.8, además de hacer unas fotos espectaculares, graba vídeo en 4k.


LG Magna. Con una pantalla curvada de 5 pulgadas y 720p, el LG Magna no destaca por potencia ni almacenamiento (8GB), esperemos que lo haga por su precio, cuenta con cámaras de 8 y 5 Mpx.

‘Wearables’

TalkBand B2. Esta pulsera de Huawei, además de contar pasos y controlar las calorías consumidas, permite recibir llamadas gracias a que se transforma en un auricular bluetooth emparejado con el móvil. Precio: 170 euros.


Huawei Watch. Es probablemente uno de los relojes Android Wear más atractivos en el que prima el diseño sobre todo lo demás con una esfera más pequeña, correas de metal o cuero, al gusto del usuario,y tres colores para elegir.


TalkBand N1. Estos auriculares son capaces de registrar los pasos dados por el usuario y cuentan con 4GB de almacenamiento para canciones por lo que son ideales para salir a correr sin el teléfono. Precio: 120 euros.


LG Urban Watch LTE. Este elegante reloj de LG se deshace del sistema operativo de Google y se presenta como uno de los más independientes al contar con conexión LTE para hacer llamadas y navegar por la red.


Proyectores, tarjetas y móviles circulares. ZTE mostró la segunda generación del SPRO (350 euros), un proyector con pantalla táctil y Android. Sandisk sorprendió con una microSD de 200 GB (370 euros) que todavía ningún dispositivo es capaz de soportar. Y también se pudo ver un móvil circular que presume de no agobiar al usuario con notificaciones constantes, pero que será más vistoso que útil.

Realidad virtual, el nuevo ‘hype’

En los años 90 algunas perlículas de ciencia ficción vaticinaban un futuro virtual en el que todos llevaríamos gafas que nos abrirían la puerta a nuevos mundos digitales. Veinte años después parece que aquel sueño está cada día más cerca de hacerse realidad. Primero fue Oculus Rift con un proyecto financiado por los propios usuarios que acabó comprando Facebook, Ahora HTC y Samsung han presentado sus propias propuestas que aprovechan las pantallas de alta definición y los sensores de movimiento de sus móviles de alta gama.


La realidad virtual es aplicable a muchos campos, desde la recreación de espacios reales antes de ser construidos en proyectos arquitectónicos, a permitir viajar a recónditos lugares sin moverse del sito, pasando por otras aplicaciones en la ingeniería o la medicina.

En el apartado puramente lúdico, las gafas de realidad virtual permiten una inmersión mucho más real en proyectos audiovisuales de 360 grados y por supuesto en los videojuegos.

Sony ya ha anunciado su proyecto Morpheus que dotará de realidad virtual a la PlayStation 4 y verá la luz en 2016.

Deja un comentario