¿Cómo me descargo libros en el móvil? Audiolibros: a mí que me lean

Cada vez más lectores dejan de pasar páginas pero siguen disfrutando de sus autores y libros favoritos en sus móviles o trabletas allá donde van gracias a los libros leídos.


Si los libros electrónicos sirvieron para despertar –sobre todo en el público más joven– el olvidado hábito de la lectura, ahora una nueva tendencia está ganando adeptos año a año: los audiolibros. Son novelas o ensayos leídos en voz alta por un narrador, que representa las distintas voces de una historia, con mayor o menor dramatismo, y que se distribuyen en formato de archivo de audio a través de ‘apps’ para móvil o directamente descargando un MP3.

Recordando el chiste del gandul que acudía a una convención de vagos y cuando le invitan a entrar decía: “no, no… a mí que me entren”, se podría pensar que este nuevo formato está hecho para perezosos que no quieren leer y prefieren que otros hagan el esfuerzo por ellos. Lo cierto es que, después de que a uno le lean varios volúmenes al oído, se puedo decir que los libros hablados tienen sus pros y sus contras.

Por un lado -como cuando escuchas la radio o un ‘podcast’-, permiten realizar otras actividades mecánicas, como recoger la casa, salir a correr o ejercitarse en el gimnasio, mientras escuchamos la última aventura del Lorenzo Falcó de Reverte o nos instruimos con las teorías del Homo Sapiens del profesor Yuval Noah Harari. Ya se sabe la máxima: “mens sana in corpore sano”.

Lo malo es que, como durante la lectura tradicional, la mente humana tiene a veces mucha facilidad para salir volando hacia pensamientos que poco o nada tienen que ver con la historia que nos narran ¿Quién no se ha descubierto a si mismo pasando páginas sin poder recordar ni una palabra de lo que acababa de leer? Lo mismo pasa con los audiolibros, con el añadido de que, cuando el ‘leído’ se pone a pensar en una cosa que le acaban de leer, el ‘lector’ no detiene la narración.

Afortunadamente, en la mayoría de aplicaciones de audiolibros existen botones que rebobinan hacia delante y hacia detrás tan solo unos segundos de forma automática para que el usuario logre recuperar el hilo de la narración de una forma sencilla.

Existen varias aplicaciones de audiolibros en castellano. Una simple búsqueda en la tienda de ‘apps’ de nuestro terminal muestra decenas de ellas. Las más populares como Storytel oAudible de Amazon funcionan con suscripciones que rondan los 15 euros y permiten leer (o que nos lean para ser más exactos) al menos un libro al mes.

Deja un comentario