ZTE Blade V8, doble cámara por 250 euros

El Blade V8 demuestra que la doble cámara no es exclusiva de los teléfonos de gama alta.

La doble cámara ha llegado para quedarse y ya no es exclusiva de los terminales más caros. Móviles de gama media y que rondan los 250 euros también incorporan esta nueva tecnología. EL ZTE Blade V8 es un claro ejemplo.

Con un cuerpo de aluminio, un peso comedido  y un perfil muy fino, el V8 es un gama media al uso. Con un procesador Snapdragon 430, 3 GB de RAM y la verisón 7.0 de Android, no destaca por su potencia pero se comporta con gran fluidez si no le exigimos demasiado.

Su capa de personalización no nos ha gustado mucho, pero esto es Android y es un problema fácilmente corregible con un gestor de Google Play como ‘Nova Launcher’ que nos permite poner el teléfono a nuestro gusto.

Ser un móvil tan fino y ligero (7,7 mm y 142 gramos) conlleva casi irremediablemente un problema: la batería. En números tenemos un depósito de 2730 mAh, en el día a día esto significa que un usuario medio deberá recargar el móvil todas las noches, y un usuario exigente sufrirá para llegar al final del día sin pasar por el enchufe.

Además, la batería se recarga por micro USB, lo que permitirá al usuario  seguir utilizando los cargadores tradicionales, pero no cuenta con carga rápida, una característica llamada a convertirse en imprescindible.

ZTE Blade V8, doble cámara por 250 euros

Pero lo mejor de este Blade V8 es sin lugar a dudas su doble cámara. No puede competir en calidad con teléfonos de gama alta como el LG G6, el Samsung Galaxy S8 o el OnePlus 5, pero con un poco de maña y algo de paciencia el V8 es capaz de sacar unas fotos espectaculares, con el tan demandado efecto bokeh.

La cámara frontal de 13 Mpx hace muy buenas fotos siempre que la iluminación sea correcta y con la trasera podremos hacer también fotos en 3D, que se pueden visualizar con unas gafas de cartón estilo realidad virtual que vienen incluidas.

En definitiva, el ZTE Blade V8 es un gran móvil para los amantes de la fotografía que no quieran vaciar su bolsillo comprando un móvil de alta gama. Tiene un muy buen diseño con un aspecto ‘premium‘ para su rango. Su talón de Aquiles es la batería, algo escasa aunque bien optimizada, y la ausencia de carga inalámbrica.

Artículos relacionados:

Deja un comentario