Xiaomi Mi Mix: El móvil del futuro viene de China

Xiaomi ha presentado el Mi Mix, un ‘smartphone’ todo pantalla con un halo futurista.

En el mundo ‘smartphone’ se ha hecho difícil destacar. Algunos optan por pantallas curvadas, otros por dos cámaras traseras… Pequeños detalles que, en mayor o menor medida, pretenden marcar la diferencia. Pero, de vez en cuando, aparece un móvil realmente distinto, un dispositivo que parece traído del futuro. Así es el Mi Mix de Xiaomi.

Todo pantalla. Bueno, todo todo, no, pero sí un escandaloso 91,3% del frontal, tan solo una pequeña franja negra inferior donde colocar la cámara para los selfis. Los bordes se han reducido a la mínima expresión y se han curvado ligeramente para obtener ese ‘efecto wow’ futurista y lograr un panel de 6,4 pulgadas (IPS 2040×1080 px) en un tamaño prácticamente igual al de un iPhone 7 Plus (5,5”).

Hay mucha innovación detrás de este pantallón: la cámara frontal se ha tenido que reducir un 50%, el sensor de proximidad, oculto tras el panel, funciona con ultrasonidos, y se ha eliminado el altavoz superior para llamadas sustituyéndolo por un sistema llamado ‘cantilever piezoelectric ceramic acoustic technology’ que consiste en reproducir el sonido con vibraciones sobre el cristal.

El diseño futurista del Mi Mix ha salido del estudio del reconocido diseñador industrial francés Philippe Starck. Más allá del acristalado frontal -que desconocemos si cuenta con algún tipo de protección estilo Gorilla Glass-, está fabricado con cerámica un material que se usa en otros dispositivos como el nuevo iWatch de Apple y que, aseguran, es más resistente y duradero que el aluminio o el cristal de otros terminales ‘premium’.

En cuanto a sus medidas, Xiaomi ha conseguido unos impresionantes 7,9 milímetros de grosor y 209 gramos, un peso muy respetable para un terminal con una diagonal muy cercana a la de una tableta.

En su interior, el Mi Mix también va a la última. Existen dos versiones, una con 4 GB de RAM y 128 GB (500 euros) de memoria y otra con 6 GB y 256 GB (550 euros) respectivamente. El procesador es, en ambos casos, un Snapdragon 821, lo más rápido de Qualcomm, junto a una GPU Adreno 530. La batería es de 4.400 mAh y soporta Quick Charge 3.0, algo de agradecer cuando hablamos de semejantes capacidades.

En el apartado fotográfico, la cámara principal es algo inferior a la del Mi Note 2, aquí estamos ante un sensor de 16 Mpx (frente a los 23 del Note) con una apertura focal 2.0 y autoenfoque con detección de fase. La frontalcuenta con solo 5 Mpx, seguramente debido a su, ya mencionado, pequeño tamaño.

El Mi Mix no es el primer móvil ‘sin bordes’ y plantea las mismas incógnitas que su antecesores en cuanto a comodidad y durabilidad. Solo el tiempo dirá si este terminal marca el inicio de una era o se queda en una espectacular declaración de intenciones.

Xiaomi Mi Mix

Mi VR, mejores y más caras

Si hace un año sorprendieron con unas gafas de solo 10 euros con buen diseño, ahora evolucionan con un dispositivo mejor construido y consensores de movimiento de 9 ejes incorporados para una mejor respuesta.

Además incorpora un mando para jugar y navegar entre los menús virtuales. El precio no ha subido mucho: ahora cuestan 25 euros

Xiaomi Mi Mix

Un Note que no explote

La copia del fallido Galaxy Note 7 es descarada. El Mi Note 2 tiene una pantalla curvada de 5,7 pulgadas Full HD, Snapdragon 821 con 6GB de RAM y 128GB de almacenamiento.

La cámara es de 22 megapíxeles y capaz de grabar vídeo 4K. Le faltan algunas características como el lápiz, la carga inalámbirca o la resistencia al agua, pero ‘solo’ cuesta 400 euros.

Artículos relacionados:

Deja un comentario