Oneplus Two, una segunda oportunidad para el ‘iPhone killer’

​Llega la esperada segunda y mejorada versión de la gran revelación del año pasado, un móvil tope de gama que crece en potencia y, ligeramente, en tamaño y precio.

El Oneplus One fue la auténtica revelación de 2014. Rompió el mercado gracias a sus especificaciones tope de gama a un precio rompedor (300 euros) y a su exclusivo sistema de ventas que solo permitía adquirir uno a través de codiciadas invitaciones.

Con un gran combo de procesador y RAM, que todavía hoy tiene muy buenas marcas en las pruebas de rendimiento, dos cámaras de excelente calidad y un cuidado diseño, el One no estuvo exento de polémica por los retrasos en las actualizaciones de Android y los problemas de sobrecalentamiento, la lentitud de su cámara y los fallos de la pantalla de algunos terminales.

A pesar de todo fue, sin duda, uno de los ‘smartphones’ más deseados del año pasado, capaz de competir con los andorides tope de gama y conel todopoderoso iPhone sin problemas.

Dicen que segundas partes nunca fueron buenas, pero Oneplus parece dispuesto a luchar contra los tópicos con su nuevo buque insignia.

Diseño. Mejorando lo presente

El Oneplus Two renueva su diseño con un borde metálico que le dota de un acabado más exquisito y cuidado. En su lateral izquierdo destaca un nuevo botón que permite poner el móvil en silencio rápida y cómodamente, una ‘innovación’, por otro lado, ya presente en la primera generación de iPhone en 2008.

Su parte trasera es por defecto de un plástico rugoso de un agradable y suave tacto, y, aunque promete ser intercambiable por otros diseños, en materiales diversos como la madera o el kevlar, muchos propietarios de un One nunca pudieron adquirir una de estas carcasas traseras y nada puede hacernos confiar en que los problemas de distribución no se repitan con el Two.

La misma pantalla, más potencia

Su frontal es una gran pantalla de 5,5 pulgadas igualita a la del One, con una resolución 1080p, gran luminosidad, estupendos ángulos de visión y una densidad de 401 píxeles por pulgada. Una gran pantalla que deja a muchos usuarios con las ganas de que la marca dé el salto a la resolución QHD, hoy en día muy común en la gama alta, pero claro, tanto píxel puede penalizar el rendimiento del terminal y la duración de su batería.

En su interior es sin duda donde reside toda su fuerza. El Oneplus Two cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon 810 v2.1 de última generación que promete mantener toda la potencia, corrigiendo los errores de sobrecalentamiento de sus predecesores. Este súper cerebro, sumado a los 4 GB de memoria RAM, serán músculo más que suficiente para un rendimiento limpio y fluido y para romper los test de rendimiento, haciendo sonrojar a todos sus rivales de gama alta y que llegan a duplicar su precio pero seguramente no podrán igualar su fuerza.

No todo son megapíxeles

En cuanto a las cámaras, las del Two son clavaditas a las del One en megapíxeles, 13 por delante y 5 por detrás. Oneplus pone el énfasis en el tamaño del sensor de 1.3 µm, “el más grande que ha tenido nunca una cámara de 13 Mpx”, y añade también el enfoque láser para corregir los problemas de velocidad del One, capaz de hacer grandes fotos si el usuario se tomaba su tiempo, pero que flaqueaba en las fotos rápidas del día a día. El Two enfocará en solo 0,2 segundos y evitará movimientos no deseados con su estabilizador óptico.

Por otro lado, Oneplus ha añadido la opción de introducir dos tarjetas SIM 4G en el Two, por desgracia no hay rastro de una ranura para tarjetas MicroSD, por lo que adquirir el modelo de 64 GB se hace prácticamente obligatorio.

USB-C y batería de más capacidad

Es pronto para saber cuánto tiempo será capaz el Two de pasar lejos de un enchufe. Sobre el papel, aumenta la capacidad del One, pasando de 3000 a 3.300 mAh, al haber renunciado a un buen puñado de píxeles en su pantalla, es de esperar que aguante más de un día sin problemas.

También es uno de los primeros androides en adoptar el nuevo estándar USB Type-C, un conector pequeño, veloz en la transmisión de datos y reversible.

Por desgracia, no hay rastro de características especiales como la carga rápida o inalámbrica, que le habrían otorgado valor añadido. Tampoco se le ha dotado de conectividad NFC, un estándar poco utilizado hoy en día, pero que se supone que en el futuro será clave para el pago en tiendas a través del móvil.

Más peso, grosor y precio

El aumento de batería provoca que el Two sea ligeramente más gordito y pesado que su antecesor (9,85 mm y 175 gramos), una incremento imperceptible pero un cambio que se antoja en la dirección equivocada.

El nuevo Oneplus Two también crece en precio, alcanzando los 400 euros, un coste todavía irrisorio si se compara con los terminales de las grandes marcas que superan siempre los 600 y pueden llegar hasta a superar el millar de euros.

Si el usuario se decide por convertir al Two en su nuevo compañero de viaje, deberá apuntarse al ya conocido sistema de invitaciones que, aunque promete ser más ágil que el año pasado, seguramente hará sufrir a los compradores más impacientes.

Artículos relacionados:

Deja un comentario