‘Need for Speed’, realismo y velocidad a todo gas

Una historia sin guión que hará pasar grandes ratos a los amantes de la velocidad.

Con un realismo que deja sin respiración y una sensación de velocidad única, ‘Need for Speed’ ha querido contar una historia pero sin el ingrediente indispensable: un buen guión.

Sin apellido y aprovechando las bondades de la nueva generación de consolas (aunque ‘Rivals’ ya salió en 2013 para PS4 y Xbox One), EA parece dispuesta a reiniciar una saga que lleva quemando neumáticos desde 1994 y cuenta con la friolera de 16 entregas: ‘Need for Speed’.

Si tuviéramos que definir el ‘Need for Speed’ de 2015 con dos palabras estas serían sin duda hiperrealismo y velocidad.

Por lo primero que sorprende esta nueva entrega es por su estética fotorrealista. El coche, la carretera, el mobiliario urbano, la lluvia y sus reflejos… todo parece más real que la realidad misma. Esta verosimilitud favorece la sensación de inmersión en la carrera y potencia la percepción de velocidad tan característica de esta saga y que da nombre al juego. Con el mando en la mano y el coche rodando a más y más velocidad, la adrenalina corre irremediablemente por la cabeza del jugador, provocando una estimulante y adictiva sensación de placer.

Los amantes del ‘tuning’ también disfrutarán pasando horas en el taller y gastando dinero (virtual) en mejorar todos y cada uno de los aspectos mecánicos de su vehículo o comprando coches entre los muchos modelos y marcas reales disponibles. Asimismo, podrán invertir su tiempo en modificar aspectos estéticos como el color, los alerones, el capó, las llantas o los vinilos. Factores meramente ornamentales que no afectarán a la conducción pero servirán para crear un ‘buga’ único e inconfundible.

Pero no todo es bueno en ‘Need for Speed’ 2015. Aunque los gráficos son excelentes y la ciudad, inspirada en los Ángeles, está bastante lograda, hay un aspecto del entorno que llama poderosamente la atención: sus calles están vacías. Prácticamente desiertas en lo que a tráfico se refiere, a penas hay unos pocos coches que supongan un riesgo, por lo que conducir contradirección carece completamente de riesgo. Absolutamente vacías en cuanto a viandantes, lo que evita atropellos, pero también resta realismo a un circuito que parece que hayan cerrado para nosotros, dejando una sensación de ‘ciudad fantasma’.

Además, en esta nueva entrega, exceptuando algún atardecer muy puntual, siempre es de noche y siempre está lloviendo, lo cual ayuda a crear una atmósfera única pero constriñe mucho el juego y su entorno a una única iluminación y meteorología.

Un arcade, no un simulador

‘Need for Speed’ no pretende ser un simulador, nunca ha sido su objetivo. La sensación de velocidad es más importante aquí que el realismo en la conducción del vehículo. Las mejoras en el motor se notan y mucho, lo cual es de agradecer y nos hará visitar constantemente el taller para actualizar nuestros coches. Por otro lado, los golpes afectan al vehículo que se daña con cada choque, pero estos no afectan a su rendimiento, dejando solo dos posibilidades: funcionamiento perfecto o siniestro total.

Los modos de juego son los clásicos: contrarreloj, carrera, derrapes… y alguna que otra absurda huida de una policía carente por completo de inteligencia artificial. Además, hay un modo historia con vídeos rodados en primera persona y con actores reales, adictos a las bebidas energéticas y cuyos diálogos no tienen mucho sentido más allá del habitual fanfarroneo heredado de la saga ‘Fast and Furious’. Nuestro personaje forma parte de una pandilla que monta carreras por toda la ciudad, cuyos integrantes nos freirán a llamadas en todo momento para avisarnos de los eventos disponibles o simplemente para calentarnos la oreja y provocar algún que otro accidente indeseado.

En definitiva, el nuevo ‘Need for Speed’ hará pasar grandes ratos a los amantes de la velocidad gracias a su increíble fotorrealismo, pero no es el gran juego que podría haber sido si hubiera contado con un guion mejor, más tráfico, mayor diversidad en los escenarios y más opciones de juego.

Artículos relacionados:

Deja un comentario