Luces, wifi, Android… ¡A leer!

Los amantes de la lectura y la tecnología coinciden: aunque se puede leer en una tableta o incluso en las grandes y nítidas pantallas de los móviles de última generación, no hay nada como un lector de libros digitales.

Ocho años después de que Amazon sorprendiera al mundo con el primerKindle, la tecnología ha evolucionado bastante y otros fabricantes han mostrado sus alternativas. Uno de ellos es la empresa española Energy Sistem, que está a punto de sacar el Energy Ereader Pro. En HERALDO lo hemos podido probar y descubrir si realmente tiene todo lo que se le puede pedir a un lector de libros electrónicos. Cuatro son sus fortalezas.

Pantalla iluminada

Las pantallas de tinta electrónica tienen la ventaja de que no están retroiluminadas como las LCD, por lo que consumen menos batería y se ven perfectamente a plena luz del día. Lo malo es que, como sucede con los libros tradicionales, se ven mejor cuanta más luz hay. En la cama por la noche o en el vagón de un tren poco iluminado, el usuario puede echar en falta una luz adicional que le facilite la lectura.

Los lectores de libros electrónicos de última generación como el Energy Ereader Pro llevan una luz incorporada en la propia pantalla que, sacrificando un poco de batería, permiten una mejor lectura en ambientes más oscuros. La intensidad de la luz se puede regular y además ofrecen una calidad de imagen superior, con un fondo más blanco y muy similar al de un libro de papel.

Respuesta táctil

Otra característica destacada de este lector es su pantalla táctil, que permite una navegación rápida y sencilla por los menús, así como la integración de un teclado virtual completo muy similar al de una tableta o un móvil. La respuesta no es tan buena como la de una pantalla LCD porque la velocidad de refresco es muy inferior y tarda unas décimas de segundo en responder a nuestras acciones. A pesar de todo, su uso no es frustrante siempre que no olvidemos que estamos ante un dispositivo de tinta electrónica y no una tableta.

La conectividad wifi en un dispositivo de estas características es mucho más útil de lo que pudiera parecer en un primer momento. Permite añadir libros directamente desde internet o a través de un simple correo electrónico. También se pueden visitar páginas web gracias alnavegador integrado, aunque la experiencia de navegación no es tan buena como en un ordenador o un ‘smartphone’, debido nuevamente a la velocidad de refresco de la pantalla.

Un androide en su interior

Energy Sistem ha optado por incluir el sistema operativo Android en su ‘ereader’ de gama alta. El ‘software’ de Google es tan versátil que no solo está presente en móviles y tabletas, sino que también se puede disfrutar en otros dispositivos como consolas de videojuegos, pequeños ordenadores o incluso televisores.

La inclusión de Android en el Energy Ereader Pro le proporciona un sinfín de posibilidades, ya que el usuario podrá instalar las mismas aplicaciones de las que disfruta en su teléfono.

Sin embargo, la experiencia de uso no es igual. Una vez más la velocidad de refresco de la pantalla juega un papel importante y muchos de los juegos son prácticamente imposibles de usar.

Por otro lado, no habrá ningún problema a la hora de leer y contestar correos electrónicos de forma esporádica o de añadir aplicaciones para, por ejemplo, consultar noticias o el tiempo.

Otro aspecto a tener en cuenta es que para una correcta visualización de la mayor parte de aplicaciones, y también de las páginas web, se hace casi imprescindible el uso de la iluminación de la pantalla.

Luces y sombras

Tras varios días de uso existen, como en todo dispositivo, algunos puntos a favor y otros en contra de este Energy Ereader Pro.

Su función básica, leer, la cumple de forma sobresaliente. Soporta prácticamente todos los formatos conocidos (tanto de libros como también de música para acompañar a la lectura) y su pantalla tiene muy buena resolución y nitidez. La inclusión de la luz integrada permite elegir entre autonomía y calidad de imagen en situaciones con poca luz.

Sus 8 GB de memoria interna dan para un buen número de libros, pero además son ampliables con tarjetas microSD.

Su batería se ve muy resentida con el uso de la iluminación y de la conectividad wifi, sobre todo si lo comparamos con otros lectores sin estas características. Por supuesto, siempre queda la opción de desactivarlas para optimizar el tiempo que pasa lejos del enchufe.

Sin embargo, sus características adicionales pueden hacer pensar a algún usuario que puede suplir a una tableta. El Ereader Pro puede convertirse en un sustituto puntual de nuestra tableta o móvil, pero su experiencia de uso y fluidez no es comparable.

Asimismo, se echa en falta una mejor respuesta táctil puntualmente en las esquinas y la inclusión de botones físicos para regular la intensidad de la iluminación de la pantalla. Un botón ‘home’ para volver a la pantalla principal y otro para acceder a las opciones también hubieran sido muy útiles.

El Energy Ereader Pro estará a la venta en la web de Energy Sistem a partir del próximo 18 de febrero y ya se puede reservar. En otros comercios ‘online’ ya está disponible. Su precio es de 120 euros, casi dobla el de otros lectores básicos, pero es inferior a dispositivos de características similares como el Kindle Paperwhite.

Artículos relacionados:

Deja un comentario