Lenovo sigue apostando por el teléfono modular

El Moto Z y el Moto Z Play se pueden convertir en un proyector, una cámara con zoom óptico o una videoconsola.

El año pasado LG y Lenovo sorprendieron al mundo con sus teléfonos modulares, pero eran conceptos distintos. El LG G5 necesitaba apagarse para añadirle los diferentes módulos, mientras que, en el caso del Moto Z, bastaba con aproximar los Mods para que un potente imán sincronizara de forma automática e instantánea la nueva funcionalidad al ‘smartphone’.

El resultado ha sido que, mientras que LG ha dejado morir su proyecto modular, Lenovo ha presentado 5 nuevos Mods en el Mobile World Congress y ha anunciado que durante 2017 saldrán a la venta al menos 7 más.

Pero, ¿qué pude hacer un Moto Mod por ti? Los más sencillos añaden funcionalidades como batería extra, doble tarjeta SIM o carga inalámbrica, mientras que los más sofisticados son capaces de convertir el teléfono de Lenovo en una cámara con zoom de 10 aumentos, un proyector que puede de crear pantallas de hasta 70 pulgadas o unos potentes altavoces con 10 horas de autonomía.

Pero el más destacado de los Mods presentados este año es el Game Pad. Este módulo incluye unos mandos que se acoplan a los laterales de la pantalla del móvil y le añaden cuatro altavoces y todo tipo de controles para juegos: cruceta, ‘joysticks’ y botones, para disfrutar mejor de los juegos que, además, se incluirán con la compra de Mod. Con este nuevo módulo, Lenovo pretende competir con videoconsolas portátiles como la Nintendo Switch.

Además, entre los Moto Mods que Lenovo ha prometido lanzar este mismo año se incluye una experiencia de realidad virtual y una impresora portátil.

Artículos relacionados:

Deja un comentario