Glovo, una ‘app’ para casi todo

Envíos, compras, recados… a un ‘glover’ le puedes pedir que te traiga prácticamente cualquier cosa que le quepa en la mochila.

Seguro que alguna vez has necesitado que te trajeran algo al trabajo que te has olvidado en casa, has querido cenar algo de ese restaurante que te encanta pero que no tiene servicio a domicilio o has estado enfermo y hubieras pagado por no bajar a la farmacia.

Para estos y otros muchos servicios ha nacido Glovo, una aplicación para ‘smartphone’ muy sencilla de usar que, por un módico precio, hace tus recados por ti.

Glovo es un híbrido de muchas cosas: tienda ‘online’, restaurante a domicilio, servicio de mensajería… “Lo más habitual es comida, farmacia o envío de documentos”, aseguran desde Glovo, “pero también tenemos el botón de ‘cualquier cosa’ en la que literalmente puedes pedir ‘cualquier cosa’ que quepa en la caja de los ‘glovers’”.

Aunque también aceptan otro tipo de encargos. “Nos han llegado a pedir que despertáramos a un trabajador que se había quedado dormido y no contestaba al móvil o que hiciéramos socia del Zaragoza a una recién nacida“.

Los ‘glovers’ son los que realmente sustentan Glovo, una red mensajeros independientes que pueden llegar sacar unos 10 euros la hora haciendo recados por la ciudad. Se pueden desplazar en moto o en coche, pero desde la empresa aseguran que, de los 40 ‘glovers’ que hay en Zaragoza, el 80% lo hacen en bici. Se les distingue fácilmente porque llevan una gran mochila amarilla en la que cargan con los pedidos.

Además de en Zaragoza, Glovo está en Barcelona, Madrid, Valencia, Sevilla, Málaga, Milan y Paris.

La ‘app’ es sencilla de utilizar, está dividida en secciones: comida, farmacia, regalos, enviar algo… y, por supuesto, el botón de ‘Lo que sea’. En función de la distancia que tendrá que recorrer el ‘glover’ la aplicación calcula automáticamente el coste del transporte, que suele estar entre 2 y 5 euros, si escogemos uno de los negocios asociados con Glovo el envío será más barato, pero se puede pedir cualquier cosa de cualquier establecimiento de Zaragoza.

A pesar de su aparente sencillez, detrás de la ‘app’ de Glovo hay mucha tecnología. Los pedidos se pueden programar para una hora concreta o hacerlos inmediatamente. Una vez realizado se nos asignará un ‘glover’, recibiremos su nombre, su foto y su puntuación y podremos seguir en tiempo real en un mapa dónde está nuestro pedido.

Para pagar en Glovo hay que usar una tarjeta de crédito, no acepta PayPal ni efectivo, y el cargo solo se realizará una vez el cliente reciba y acepte el pedido.

Artículos relacionados:

1 Comentario

  1. Gus el mayo 27, 2017 a las 10:16 pm

    Es una basura, tardan muchísimo en coger los pedidos y llevárselos a casa. No merece la pena para nada.

Deja un comentario