Corre, muñeca

La Gear Fit 2 es una pulsera inteligente para deportistas.

Deporte, salud y tecnología se han convertido en un grupo de amigos que se llevan de maravilla. Móviles y ‘werables’ cuentan con sensores capaces de monitorizar la actividad física del usuario y guardar un completo registro que anima a llevar hábitos de vida más saludables. La nueva Samsung Gear Fit 2, que cuesta 200 euros, es uno de estos accesorios y hemos podido probarlo durante unas semanas.

Pantalla curva, diseño cuidado

La Gear Fit 2 es ligera y cómoda de llevar. Su correa de plástico rugoso es de gran calidad y el cierre es fácil de abrir y cerrar y seguro para evitar que se desabroche involuntariamente.

Su pantalla táctil ‘super Amoled’ tiene colores muy vivos y negros profundos, se ve muy bien tanto en interiores como en exteriores, aunque el brillo debe regularse de forma manual ya que carece de sensor de luminosidad.

Su curvatura, más pronunciada que la del modelo anterior, hace que se adapte perfectamente a la muñeca y le da un toque futurista que llama la atención.

Además de con el interfaz táctil, que responde muy bien, cuenta con dos pequeños botones, uno para acceder a la pantalla principal y el menú y otro para ir hacia atrás.

Un ‘hardware’ muy completo

Es una compañera perfecta para el deporte, tiene sensores que registran cada paso y GPS para localizar y seguir al usuario y guardar un registro sobre el mapa de cada carrera realizada.

En la parte trasera resplandece intermitentemente un sensor que mide el ritmo cardíaco, lo que permite mayor exactitud a la hora de calcular las calorías quemadas a lo largo del día y controlar el esfuerzo realizado durante el ejercicio. Aunque una cinta de pecho siempre es más precisa, la Gear Fit 2 es bastante exacta y capta el pulso bastante rápido.

Tiene 4 GB de almacenamiento y bluetooth, lo que permite transferir canciones desde el móvil y salir a correr con unos auriculares inalámbricos sin llevar el ‘smartphone’ a cuestas.

También cuenta con un altímetro que registra los pisos que sube, animando al usuario a dejar el ascensor y usar más las escaleras.

Registro automático

La Gear Fit 2 registra datos como las calorías quemadas, el pulso y la distancia en hasta 14 tipos de ejercicios diferentes y en algunos de ellos como andar, correr o montar en bici lo hace de forma totalmente automática.

La pulsera también detecta cuando el usuario se echa a dormir y registra las horas de sueño y la calidad del mismo. Todos estos datos se pueden consultar en cualquier móvil Android a través de la aplicación S Health.

Funciones de ‘smartwatch’

Además de un monitor de actividad, el Gear Fit cuenta con algunas funciones extras que lo convierten en algo muy similar a un reloj inteligente.

Al estar conectada al móvil, la pulsera muestra las notificaciones, como mensajes, alertas o correos, que se leen muy bien en su pantalla de formato alargado. Los wasaps los muestra de uno en uno, no las conversaciones completas, y solo permite responder con mensajes predefinidos ya que carece de micrófono.

Artículos relacionados:

Deja un comentario