Asus Zenbook 3, exquisita portencia

La tercera generación del Zenbook de Asus deja un equipo elegante, fino y ligero, con un solo puerto USB-C y un corazón Intel potente que lo penaliza en autonomía.

Fino (11.9 milímetros de grosor) y ligero (910 gramos). Elegante y exclusivo. Silencioso pero potente. Algunos le acusarán de ser una copia del MacBook de Apple, pero, en cualquier caso, el Zenbook 3 es una gran copia. Una auténtica joya disponible en tres colores: gris, oro rosa y azul –nosotros hemos probado este último–, construidos todos ellos en una única y fina pieza de aluminio con detalles dorados en los bordes y el teclado retroiluminado.

Mientras Apple renunció sin dudarlo a la potencia en favor del bajo consumo en sus nuevos ultraportátiles con procesadores Intel de la serie M con 8 GB de RAM, Asus ha decidido dotar a su nuevo Zenbook con un corazón mucho más poderoso gracias a los i5 e i7 Kaby Lake de séptima generación acompañados de 8 o 16 GB de RAM. En el apartado técnico solo cojea de gráfica con una tarjeta integrada Intel HD Grafics, muy capaz de reproducir contenido en 4K pero que flaquea a la hora de ejecutar juegos.

 

El Zenbook es un portátil pensado para la productividad, para poder llevarlo de aquí para allá cómodamente, conectarlo a una pantalla externa y que responda sin despeinarse con varios programas abiertos, una docena de ventanas de navegador y la música sonando. Dicho sea de paso, posee cuatro potentes altavoces Harman/Kardon que se escuchan de maravilla.

La pantalla de 12 pulgadas tiene una resolución más que aceptable, Full HD (1920×1080 píxeles), que aunque es inferior a la de su rival de la manzana, se ve realmente bien. Su ratio es ancho, de 16:9, por lo que es más cómoda para reproducir contenido multimedia o tener dos ventanas abiertas en paralelo que para navegar por internet. Por otro lado, el acabado es brillante, lo que hace que luzca mejor, pero también puede provocar incómodos reflejos en situaciones de luz directa.

El teclado retroiluminado tiene un tamaño completo muy cómodo con teclas separadas de recorrido corto, debido a su delgadez. Los usuarios acostumbrados a teclados mecánicos tardarán en acostumbrarse pero cuando lo hagan descubrirán bajo sus dedos un buen teclado.

El ‘trackpad’, por su parte, es bastante grande y la superficie de cristaldesliza muy bien y responde a gestos multitáctiles de maravilla. En la zona superior derecha, incluye un lector de huellas que no funciona del todo bien, algo que achacamos más a un problema de Windows que del equipo.

El Zenbook 3, como el Macbook, cuenta con un único puerto USB-C que sirve tanto para la carga de la batería –auténtico punto débil de este equipo y que en nuestra pruebas solo ha durado una media de entre 3.5 y 4 horas– como para entrada y salida de datos e imagen. Afortunadamente, viene con un adaptador que añade salida HDMI, USB 3.0 y USB-C.

Artículos relacionados:

Deja un comentario