Apple Watch, una nueva tentación, ahora para tu muñeca

Si se ha quedado prendado por la nueva joya tecnológica de Apple, lo primero que debe saber es que, aunque se podrá reservar a partir del 10 de abril y los primeros se enviarán el día 24, España no ha sido uno de los países escogidos por Tim Cook para que sus manecillas digitales empiecen a girar. Si pese a todo espera encontrar la forma de hacerse con uno, vaya preparando la billetera, ya que los precios oscilan entre los 350 dólares del modelo más pequeño con correa de plástico, hasta los desorbitantes 17.000 del exclusivo ejemplar en oro de 18 kilates.

Pero, ¿qué puede hacer este reloj inteligente por usted? En primer lugar, al igual que sus rivales de Google, llevarán todas las notificaciones a su muñeca. Con el tiempo, cada vez que note una vibración, se acostumbrará a girar el brazo y levantar la manga en lugar de sacar el móvil del bolsillo. El usuario podrá asimismo responder a los mensajes usando mensajes predefinidos, emoticonos o dictándole a Siri -el asistente de bolsillo de Apple-, gracias al micrófono integrado.

En Apple definen al Watch como su “dispositivo más personal”, y para potenciar esta cualidad tan particular le han dotado de pequeños detalles diferenciadores en la comunicación entre usuarios que posean uno de estos relojes. Con un solo toque podremos enviar una vibración a nuestros amigos o incluso el pulso a nuestra pareja, gracias a su sensor cardiaco. También se puede realizar un sencillo dibujo en su pequeña pantalla o enviar un mensaje de voz de Watch a Watch.

Cuantificador

El Apple Watch es también un dispositivo con intenciones saludables. Medirá cada paso que dé su dueño, así como el tiempo que pase sentado o de pie, indicándole amablemente que sería mejor que levantara el trasero si detecta en él hábitos sedentarios.

Por desgracia, este pepito grillo de muñeca no dispone de GPS, por lo que para poder medir la distancia de una carrera deberá ir acompañado del iPhone.

En muchos aspectos, no solo en el deportivo, será dependiente del teléfono. Aunque en casa podrá conectar directamente a la red Wifi, precisará del iPhone para conectarse a internet para, por ejemplo, hacerle consultas a Siri.

También dependerá del cargador, ya que solo promete 18 horas de autonomía con un uso “normal” y necesitará dos horas y media para una carga completa.

Android Wear o Apple Watch

El Apple Watch es más completo y también más caro que los relojes de Google. Con su altavoz integrado permitirá recibir llamadas desde el reloj siempre que el iPhone esté cerca. Además, todo parece indicar que contará con aplicaciones más completas: desde las propias de Apple para consultar la agenda, el tiempo, la medición física o el correo electrónico; así como las desarrolladas por terceros, que van desde las redes sociales a los lectores de noticias.

Aunque Apple Pay, el sistema de pago a través de sus dispositivos, todavía no está disponible en España -ni tiene fecha de implantación-, en el futuro se podrá pagar directamente acercando el reloj a un datáfono compatible.

El Apple Watch tal vez sea el dispositivo más personal de Apple, pero es también el más exclusivo. Es difícil vaticinar su grado de éxito, sobre todo teniendo en cuenta la probada capacidad de la compañía de la manzana de crear necesidades a sus fans donde antes no las había. Lo que parece claro es que los dispositivos llevables, de una u otra marca, han llegado y quieren quedarse.

Artículos relacionados:

Deja un comentario