‘1-2-Switch’, diversión en movimiento

Nintendo ha vuelto a lo grande con una pequeña consola. Una portátil de pantalla táctil de 6 pulgadas que se puede convertir en una Wii para jugar con los amigos con solo extraerle los mandos. Además, podremos disfrutar de los juegos en la tele acoplándola en el ‘dock’ o hacer el camino inverso, volviéndola a convertir en un dispositivo portátil, por si tenemos alguna ‘urgencia’.

Por el momento no hay muchos títulos en el catálogo de la Nintendo Switch, pero uno de los más llamativos es ‘1-2-Switch’ -que debería haber venido incluido con la consola pero hay que comprar por separado-, un juego especialmente creado por los japoneses para demostrar todo lo que los ‘joycon’ son capaces de hacer.

Estos controles son unos mandos de Wii en miniatura y, como aquellos, tienen la increíble capacidad de –gracias a sus sensores de movimiento– convertirse en un revolver, una raqueta o, incluso, la ubre de una vaca.

‘1-2-Switch’ incluye un total de 28 minijuegos que, aunque son muy divertidos, tienen un recorrido muy corto y su función no va más allá de mostrar lo que son capaces de hacer y amenizar una fiesta.

Mención aparte merece la vibración HD, una característica con la que Nintendo ha conseguido que tengamos la impresión de que el ‘joycon’ está lleno de bolitas y que incluso podamos contarlas. Habrá que esperar para ver cómo aprovechan los desarrolladores algo que, de momento no pasa de ser una anécdota capaz de dejarnos con la boca abierta.

En definitiva, ‘1-2-Switch’ es una declaración de intenciones y un juego divertido y pensado para ser compartido, pero que se agota rápido.

Artículos relacionados:

Deja un comentario